Cuando me planteé este patrón no estaba segura de que fuera a quedar bien, nunca había trabajado con un material como el lino y nunca había pensado en unas «espardenyes» o alpargatas tejidas a ganchillo con doble suela.

Ahora puedo decir que es uno de mis modelos favoritos por su comodidad,  su diseño sencillo y  su tono neutro tan combinable con cualquier look veraniego. Una  fusión perfecta entre comodidad, diseño y frescura.

Ideales para lucirlas en cualquier ocasión ya sea en la ciudad como en el campo.

 

 

El lino se obtiene de las fibras naturales de la planta del Lino. Es una de las fibras textiles más antiguas conocidas y apreciadas por su resistencia y propiedades aislantes. Fresco en verano y cálido en invierno.

Absorbe bien la humedad, y al igual que el cáñamo, es más fuerte que el algodón y tiene propiedades antibacterianas naturales lo que la convierte en una fibra natural ideal para calzado de verano.